Get Adobe Flash player
Calendario
abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Historial
Temas

Recuerdo a una bonita niña que repartía con migo su bocadillo, cuando iba al molino en La Chalana, en Pola de Laviana

El maíz de nuestra cosecha, lo llevábamos a moler a un molino que todavía existe en la Chalana, Laviana. Yo iba con el burro, que era muy viejo y tenía las orejas “gachas”, por una enfermedad que tuvo. Llamaba la atención de la gente porque los burros tienen las orejas siempre para arriba y él nuestro las tenía “palmeras” y lo hacían más feo que los otros, además de lo viejo que ya era el pollino. Había que esperar vez para moler, y como esta espera era de varias horas la gente se llevaba un bocadillo, el que podía claro, y que lo comían a las once, yo, como no lo tenía me iba con el burro que lo tenía debajo del puente viejo de la  Chalana, para no quedarme mirando a los que comían, y para que mi hambre no se agudizara más aun.

Había una señora comerciante de la Felguera que llevaba cantidad de trigo y maíz a moler, algunas veces la acompañaba una hija de mi edad muy bonita y muy buena, nadie se portó conmigo como ella, que por cierto me gustaría mucho volver a saber de ella, saludarla y saber si le fue la vida como se merece. Esta niña, como el resto, se daba cuenta de que yo me iba a la calle a pesar del frío porque no tenía que comer. Y cuando me encontraba solo con mi burro, llego ella con su bocadillo, y me dijo con mucho cariño:

-Arsenio, ya me di cuenta de que no tienes bocadillo, vengo contigo para hacerte compañía y repartir el mío.

-Como vas a repartir lo que tú tienes que comer, ni hablar le dije.

-Da para los dos y lo partió.

Yo no quería nada porque me daba mucha vergüenza, aparte de que le iba a comer de lo que ella necesita. Pero ella con no en cada mano insistía, no cesó hasta que me convenció. Lo comíamos juntos mientras que charlamos y entre otras cosas me preguntaba por mi vida de aldeano trabajando en el campo y con su gran inteligencia analizaba la diferencia tan notable de su vida a la mía. Me explicaba que ella vivía mucho mejor que los de la aldea, no tenía que trabajar, solo estudiaba y que no le faltaba de nada. Tenían un comercio, su economía era muy buena y que le daba mucha pena que yo pasara hambre, además de tener que trabajar tanto y siendo tan joven.

Esta chica estaba muy preparada, a pesar de ser de mi edad, destacaba por su cultura, hasta en sus movimientos se veía la diferencia, su forma de comportarse era totalmente distinta. Estudiaba en el Colegio de las Monjas y se crío en una villa. La diferencia era notable, sabía más que yo de casi todo. En uno de los días que nos juntamos allí, me dijo que le gustaría ir a mi pueblo y pasar conmigo algún  tiempo, que no podíamos dejar de vernos, que le gustaba estar junto a mí porque me quería mucho. Me preguntó si sabía cuándo volvería al Molino para ver si podíamos coincidir. Yo no sabía cuándo sería, por eso solo nos vimos tres o cuatro veces, y nunca más supe de ella.

 En la montaña no había teléfono, ni lo conocía, tardó muchos años más en llegar a nuestro pueblo. Sería muy importante poder verla para saludarla y darle las gracias por lo atenta que fue conmigo, y recordar juntos aquellos tiempos que ya tan lejanos nos quedan. Sabe Dios qué sería de ella, si pudiera leer este pasaje, acaso podría darse cuenta y recordar al aldeano que bajaba de la montaña con su burro a moler al Molino de La Chalana en Pola de Laviana, y que por ser un burro único, siempre fue la atención de la gente que no lo conocía. Pero era un valiente animal, al que siempre quise mucho, y seguro que ella también recuerda los momentos que pasamos juntos debajo del puente viejo de La Chalana, donde yo acompañaba a mi burro para no mojarnos y apartarme de las personas que comían su bocadillo. Supongo que no dudará en ponerse en contacto conmigo. Sería una gran satisfacción, creo que para los dos. Normalmente estas cosas tan bonitas nunca se borran de la mente. No recuerdo su nombre y lo siento mucho, pero sí tengo su imagen gravada como era en aquel tiempo: una morena un poco más bajita que yo, con unos bonitos ojos, una melenita muy bien apañada, con su bonito y blanco rostro. Una sonrisa que le daba gracia a todos sus movimientos, aparte de muy bien vestida, muy elegante, además de cariñosa. Sin duda una hermosa criatura, que ya nunca más volví a ver, pues al poco tiempo comenzó mi vida de arriero y ya no pude viajar más en mucho tiempo. Hay que ver lo bonito de esta pequeña historia que recuerdo perfecta mente y que al repasarla me emociona un poco, añorando el pasado y por la nobleza y cariño de aquella niña tan bonita que nunca olvidare.

10 respuestas a Al molino de la Chalana en Pola de Laviana

  • Proyectos SPA dice:

    No habia vuelto a leer tu blog por un tiempo, porque me pareció que era denso, pero los últimos posts son de buena calidad, así que supongo que voy a añadirte a mi lista de sitios web cotidiana. Te lo mereces amigo. 🙂

    Saludos

    • Arsenio Fernández dice:

      Proyectos ESPA. Es normal que unos artículos salgan mejor que otros. No soy un profesional de la escritura. Solo un trabajador de toda la vida, que por el azar pase por una dura lucha y que me piden que sea publicada, porque lo consideran necesario para otras personas que padezcan algo parecido. Ese es el motivo de mi blog, ayudar si puedo en algo. Por medio de la escritura o con mi experiencia trabajando sesenta años sin manos.

      Muchas gracias, me alegro que algo le guste. Un cordial saludo

                                  Arsenio Fernández

  • Acostumbro cada dia buscar articulos para pasar un buen rato leyendo y de esta forma he encontrado vuetro post. La verdad me ha gustado la web y pienso volver para seguir pasando buenos ratos.
    Saludos

    • Arsenio Fernández dice:

      Señor. Podólogo Torrejón de Ardoz

      Claro que sí, es necesario leer, aunque unas cosas nos gusten más que otras, siempre se aprende algo.

      Me alegro que le guste, aunque algunas veces haya duros pasajes de mi vida, por lo que tuve que pasar etapas muy malas.

      Muchas gracias, un cordial saludo

      Arsenio Fernández 

  • El molino de la Chalana en Pola de Laviana | Cómo trabajar sin manos – La vida de un minero, ¿Puedes explicarnos màs?, me resulta practico esta articulo. Saludos.

    • Arsenio Fernández dice:

      Reparaciones del hogar.

      Hay publicados ciento veinticuatro  artículos y seguiré trabajando. Si necesita alguna explicación en concreto dígamela. No sé a qué se refiere cuando dice que le explique algo más

      Muchas gracias  Un cordial saludo

      Arsenio Fernández

  • El molino de la Chalana en Pola de Laviana | Cómo trabajar sin manos – La vida de un minero, interesante. Me encanta vuestra web.

    • Arsenio Fernández dice:

      Señor. Lampista Barcelona.Como todas las cosas de esta vida, puede ser muy interesante para muchas personas que atraviesan por duras dificultades y les ayude a salir del sufrimiento que puedan padecer. Todos aprendemos unos de otros y eso es muy importante.

      Muchas gracias. Un cordial saludo

      Arsenio Fernández

  • El molino de la Chalana en Pola de Laviana | Cómo trabajar sin manos – La vida de un minero , es interesante, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y me alegra cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazo,GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    • Arsenio Fernández dice:

      Señor Electricista, me alegro mucho que le guste la forma de presentar mi historia como trabajador que siempre fui. Se trata de una dura lucha para poder sobre vivir de mis propios esfuerzos, y sentirme libre como los pajarillos que vuelan por los bosques. Creo que todos los humanos necesitamos esa libertad y yo la había perdido con las dos manos. Pero con lucha y  trabajo la recupere, para sentirme uno más y vivir con alegría y a la vez animar a la gente que sufre por el mundo, al saber que las adversidades también se pueden combatir, aun que sea con mucho trabajo, es necesario conseguirlo.   

      Muchas gracias por su bonito comentario y un fuerte abrazo

      Arsenio Fernández

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate/Traduire

To translate into English

Traduire le français

Übersetzen auf Deutsch

Traduci in Italiano

Traduzida em Português

Galería
Comentarios
Visitas
  • 129564Total de visitas: